Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2014

Herencia literaria

Treinta años después de su muerte en París, Julio Cortázar y su genial pluma no solo no han perdido vigencia sino que siguen inspirando a las nuevas generaciones de escritores argentinos.
«Creo que Julio Cortázar está presente a la hora de pensar mis personajes, la importancia de las ciudades como ámbitos recurrentes en mis ficciones, la búsqueda de una escritura que resulte cercana a la experiencia de la lectura», reconoció a Efe el novelista y periodista argentino Sergio Olguín, nacido en Buenos Aires en 1967. Ganador del premio Tusquets de Novela en 2009 con «Oscura monótona sangre», destacó que en la década de los ochenta «muchos críticos intentaron destruirlo, se burlaron de él o lo ningunearon, pero sus libros han sobrevivido en el gusto del lector».
Cuando Hernán Ronsino (Chivilcoy, 1975) comenzó a escribir, sobre los 20 años, descubrió que Julio Cortázar vivió y trabajó como maestro durante cinco años en su ciudad natal, unos 160 kilómetros al oeste de Buenos Aires, lo que le ll…

Universidad abierta en Internet

En estos últimos meses —con las revelaciones del topo estadounidense Edward Snowden— hemos visto claramente cómo Internet, originalmente lleno de tanta promesa para igualar el acceso a información en el mundo, se ha convertido, también, en una oscura herramienta de espionaje y vigilancia digna de la peor Gestapo. Ni hay que mencionar, además, que esta fantástica máquina —o red de máquinas— de información (¡de comunicación! ¡de archivo!) se ha atorado con material efímero, vulgar y banal. Pornografía y videos tiernos de gatos son dos enormes consumidores de banda ancha, por ejemplo. Pero tal vez Internet sea como una ciudad que fue fundada por una puñado de sabios (los científicos y geeks que asentaron las bases) pero que después, como cualquier ciudad luminosa sobre una colina, se convirtió en un imán para toda la humanidad: comerciantes y eruditos, artistas y ladrones, sacerdotes y prostitutas... Bueno, ya entendieron la metáfora.

Pero lo que queríamos decir es que en esta ciudad que …

Salinger y la fama

La correspondencia del autor con una compañera de estudios de la juventud revela aspectos de su personalidad y una relación ambigua con la fama: deseaba ser un escritor reconocido, se consideraba muy bueno pero lo atormentaba la celebridad.

Pastillitas de saber

"De cierto modo" no es "en cierto modo" La expresiónen cierto modo, que significa ‘en parte’ o ‘de alguna manera’, no equivale ade cierto modo, cuyo significado es ‘de una forma determinada’, tal como explica el Diccionario panhispánico de dudas, de las Academias de la Lengua. Sin embargo, en algunas noticias se usan esas expresiones de manera impropia, como en los siguientes ejemplos: «La propuesta de gravar las ganancias de capital tiene muchos años y, de cierta manera, era algo esperado», «El debut con los Gigantes fue emocionante, pero de cierto modo muy distinto a lo que se imaginaba». Para indicar que algo no se especifica, se comprende o se conoce con precisión, las expresiones adecuadas son en cierto modo y en cierta manera, por lo que en los ejemplos anteriores lo apropiado habría sido «La propuesta de gravar las ganancias de capital tiene muchos años y, en cierta manera, era algo esperado», «El debut con los Gigantes fue emocionante, pero en cierto …