Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2015

Dudas frecuentes

¿Super se escribe junto o separado de aquello que acompaña? ¿Es super o súper? ¿Puede ponerse con guión (super-)? Super es uno de esos prefijos que nos hace dudar... Te solucionamos tus preguntas revisando el diccionario de la RAE. Solo tenés que diferenciar entre el super- que funciona como prefijo y súper adjetivo. super-
1. Elemento compositivo prefijo que denota “lugar situado por encima”: superciliar, superponer; “superioridad o excelencia”: superpotencia, superhombre; o “exceso”: superpoblación, superproducción. En el español coloquial actual se usa con mucha frecuencia para añadir valor superlativo a los adjetivos o adverbios a los que se une: superútil, superreservado, superbién.
2. Como el resto de los elementos compositivos prefijos, super- es átono y debe escribirse sin tilde y unido sin guión a la palabra base. No se considera correcta su escritura como elemento autónomo: Se portan súper bien. No debe confundirse con el adjetivo y el sustantivo súper, que sí son palabras inde…

Herramientas que construyeron el habla

Un estudio profundiza en el debate sobre el papel que tuvo la transmisión de conocimientos como la fabricación de herramientas en la aparición del lenguaje humano. Tras una serie de experimentos, los autores concluyen que las herramientas fabricadas en las primeras etapas se producían por mera imitación y que después se produjo un cambio.

Las herramientas más antiguas fabricadas por homínidos se han encontrado en la Garganta de Olduvai, en Tanzania, y tienen una antigüedad de más de 2,5 millones de años. Durante generaciones y generaciones, la manera de fabricar estos objetos sufrió muy pocos cambios y se conoce a esta escuela como olduvayense, pero en algún momento de la historia, unos 700 mil años después, los objetos se hicieron más sofisticados.

El papel que tuvo la fabricación de herramientas en el desarrollo del lenguaje ha sido ampliamente discutido por los antropólogos. La cuestión es si la necesidad de comunicar el arte de fabricar objetos pudo ser un motor para que los primero…

Los otros principitos

El 1 de enero de 2015 se cumplieron setenta años de la muerte de Antoine de Saint- Exupéry, los derechos de El Principito se liberaron y su propiedad intelectual pasará a ser Patrimonio de la Humanidad.
La primera edición fue publicada en 1943, e incluía los dibujos realizadas por el propio autor (acuarelas en el manuscrito original). Teniendo en cuenta que se han vendido más de 150 millones de ejemplares en todo el mundo, y que ha sido traducida a casi 270 idiomas y dialectos, podríamos asegurar que se trata de una de las ilustraciones más universales. ¿Quién no tiene en la cabeza la dorada imagen de El Principito?
Las otras versiones de El Principito
A pesar de la popularidad del original, distintos ilustradores se han animado -o atrevido- a realizar su versión del niño que representa la inocencia, la ilusión y la autenticidad con que debiéramos mirar todo. Veamos algunas de ellas:






































Más pastillitas de saber 2015

La construcción se trata de es impersonal y por tanto no debe emplearse con un sujeto.
Sin embargo, es frecuente leer y escuchar en los medios frases como «La víctima se trata de un varón de alrededor de 50 años» o «El delito se agrava si el responsable se trata de un funcionario público». Como explica el Diccionario panhispánico de dudas, si aparece el sujeto lo adecuado es emplear el verbo ser, al que equivale esta expresión.
Así, en los ejemplos anteriores habría sido mejor escribir «La víctima es un varón de alrededor de 50 años» y «El delito se agrava si el responsable es un funcionario público».
La forma se trata de habría sido adecuada en cambio en construcciones como «En el accidente se produjo una víctima mortal. Se trata de un varón de alrededor de 50 años» o «El delito se agrava si se trata de un funcionario público».

la literatura del desgarro

Desde la dictadura militar de los setenta las letras argentinas están violentamente atravesadas por la conmoción del dolor, la ausencia y el exilio

El año 1976 fue un parteaguas en la historia argentina. La dictadura que instauró al golpe militar de aquel año fue el régimen más macabro y atroz de cuantos habían campado por el país. “15.000 desaparecidos, 10.000 presos 4.000 muertos, miles de desterrados son las cifras desnudas de ese terror”, escribió en 1977 Rodolfo Walsh. Las cifras desnudas seguirían aumentando, encarnadas en el propio Walsh, asesinado ese mismo año. Otros autores, como Julio Cortázar o Juan Gelman, habían salido del país antes del golpe. No pudieron volver y los que se quedaron vivieron al acecho de la violencia política. La literatura argentina, acostumbrada a tejer su universo estético con la turbulenta materia prima de su historia, quedó a partir de los años setenta definitiva y profundamente atravesada por la conmoción del dolor, la ausencia y el exilio.
“Las ma…