Ir al contenido principal

Gastronomía literaria

El gran Gatsby'
"Leer y comer van de la mano. Usamos la misma expresión, apetito voraz, para los platos que para la literatura". De esta premisa ha partido la directora de arte Dinah Fried, dueña de su propio estudio de diseño en Nueva York, para publicar la obra Fictitious Dishes (HarperCollins), donde El guardián entre el centeno es un sándwich de queso con batido de chocolate, La metamorfosis, de Kafka, un puñado de comida en proceso de descomposición, y Matar un ruiseñor, pollo al horno con uvas y verdura. En efecto, el libro emprende la noble tarea de traducir a menú gastronómico grandes clásicos de la literatura. Moby dick, Miedo y asco en Las Vegas o El gran Gatsby son algunas de los libros recreados en las cincuenta fotografías que componen el volumen.
 ¿Quién no ha imaginado cómo sería ofrecer un plato de gachas a un indefenso Oliver Twist? He aquí un ejemplo del colorido trabajo de Dinah Fried. 
                                                                                       
Moby Dick (Herman Melville, 1851)

Una frase en la memoria: "No está en ningún mapa. Los lugares verdaderos nunca lo están".





El guardián entre el centeno (J.D. Salinger, 1951)

Una frase en la memoria: "Si yo fuera pianista, tocaría dentro de un maldito armario".





Las aventuras de Alicia en el país de las maravillas (Lewis Carroll, 1865)

Una frase en la memoria: "Y cuando termines de hablar… ¡te callas!".






En el camino (Jack Kerouac, 1957)

Una frase en la memoria: "Pero entonces bailaban por las calles como peonzas enloquecidas, y yo vacilaba tras ellos como he estado haciendo toda mi vida, mientras sigo a la gente que me interesa, porque la única gente que me interesa es la que está loca".



Oliver Twist (Charles Dickens, 1837-1839)

Una frase en la memoria: "La caridad comienza en mi casa, y la justicia en la puerta siguiente".




Miedo y asco en Las Vegas (Hunter S. Thompson, 1971)

Una frase en la memoria: "La buena gente bebe buena cerveza"






La metamorfosis (Franz Kafka, 1915)

Una frase en la memoria: "Cuando Gregorio Samsa se despertó una mañana después de un sueño intranquilo, se encontró sobre su cama convertido en un monstruoso insecto".







Fuente: El País

Comentarios