Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2011

UMBERTO ECO ENTRE BORGES Y SHERLOCK HOLMES

Imagen
El nombre de la rosa es una de las narrativas, y también una de las mayores intelectualidades narrativas, más meritorias y justamente famosas del pasado siglo. Fue el inicio ficcional del gran semiólogo italiano. Y en ella vemos dos corrientes canónicas en la polémica literaria intelectualizada: una la popularidad, otra la que se refiere a los ambientes cultos y áridamente letrados. Nos centraremos no tanto en el análisis de la novela, sino en las lecturas, en la receptoriedad de la misma y también desde lo más destacable de una sumarísima sociología autoral, desde el punto de vista de la erudición; nos centraremos, así, en los posibles tipos de sociedades intelectuales que se pueden ubicar y urdir en la revisión de la obra; y también sus plasmaciones personales, en cuanto a una Psique y ánimo narrativo: Borges, por ejemplo, y Conan Doyle y su Sherlock Holmes. Daremos cuenta tanto de los apocalípticos como de los integrados, o, más serenamente, de la erudición divulgativa y su contrap…

El nombre de la rosa o la lujuria del saber

Imagen
De todos es sabido el extraordinario éxito y difusión que ha alcanzado la novela El nombre de la rosa de Umberto Eco. Pero también es notorio que no es una novela fácil y que requiere (supuestamente) una sólida cultura medieval, además de plantear una serie de interrogantes que el lector normalmente no puede contestar por sí mismo. El interés que despertó la novela y la necesidad de satisfacer esos interrogantes del público motivaron la publicación de las Apostillas a «El nombre de la rosa», de Umberto Eco A decir verdad estas aclaraciones satisfacen algunos aspectos de la curiosidad del lector, pero dejan en la oscuridad otros y, a su vez, suscitan problemas literarios de gran trascendencia. La novela tiene como característica llamativa su ambientación medieval, siglo XIV, y su circunscripción a un monasterio, lo que implica la reconstrucción de ese mundo medieval, de la manera de sentir y pensar de sus hombres y, además, una técnica literaria apropiada para montar ese mundo en forma …

¡Alto! Luz roja para conectores

Conectores
Los conectores actúan como verdaderas señales de tráfico que indican al lector cómo interpretar el texto adecuadamente. Por este motivo, se convierten en unos aliados indispensables para una redacción eficaz.

El tejido de un texto: conectores

Imagen
Los conectores se definen como elementos que sirven para relacionar las ideas de un texto. Se clasifican de acuerdo a la función lógica que cumplen dentro de una oración, es decir, considerando el significado que otorgan a la relación. Las funciones lógicas de los conectores son las siguientes: 1.-   Relación copulativa. 2.-   Relación disyuntiva. 3.-   Relación continuativa. 4.-   Relación adversativa. 5.-   Relación concesiva. 6.-   Relación causal. 7.-   Relación consecutiva. 8.-   Relación final. 9.-   Relación temporal. 10.- Relación comparativa. 11.- Relación condicional. A continuación veamos cómo se definen y se utilizan los conectores: 1.- Relación Copulativa: los ilativos de este tipo indican unión de elementos análogos. Los más comunes son: y (e), ni, que. Ejemplos: Cantábamos y bailábamos a la vez. Crear e inventar son sinónimos. No tenía ganas ni tiempo. Ven, que te contaré un cuento. 2.- Relación Disyuntiva: los ilativos de este tipo indican diferencia o alternativa. Los má…