Ir al contenido principal

Pastillitas de saber

El verbo esperar, cuando se emplea para indicar que se espera algo que se desea, no va seguido de ninguna preposición.

Sin embargo, cada vez es más frecuente ver la construcción esperar por, calco del inglés, como en el siguiente ejemplo: «El jugador espera por un milagro para poder jugar la Copa Davis», cuando lo recomendable, tal como se explica en la Gramática de las Academias de la Lengua, sería «El jugador espera un milagro para poder jugar la Copa Davis».

Por la misma razón, tampoco es apropiado el uso de por cuando se habla de esperar a alguien o de esperar a que ocurra algo, pues en estos casos la preposición adecuada es a, de modo que en «Los taxistas piden que se pueda estacionar mientras se espera por los clientes» habría sido mejor decir «se espera a los clientes».

Sí es correcto, sin embargo, esperar por cuando la preposición tiene los valores propios de causa, duración, finalidad, etc., como en «esperó por su indecisión todo el día» (‘debido a’) o «esperó por veinte días» (‘durante’).

Esperar algo no es lo mismo que esperar a algo

La construcción esperar algo se emplea para indicar que se tiene la esperanza de que ese algo suceda, mientras que la expresión esperar a algo se utiliza para señalar que se da tiempo a que eso ocurra.

El Diccionario panhispánico de dudas señala que cuando significa ‘tener esperanza [en que algo suceda] o creer que sucederá’,  esperar es transitivo y va seguido de un infinitivo o de una oración introducida por que («El presidente espera que se imponga el sentido común para solucionar el conflicto» o «Los comerciantes esperan hacer su agosto en diciembre»).

Por el contrario, si significa ‘dar tiempo a que algo suceda antes de hacer otra cosa’, es intransitivo y en ese caso el infinitivo o la oración introducida por que van precedidos de la preposición a («Los mercados esperarán a conocer la decisión del BCE antes de actuar»).

Por tanto, si se dice «Cincuenta familias esperan a que sus calles vuelvan a la normalidad urbanística», queremos decir que esas familias están dando tiempo a que las calles vuelvan a la normalidad.

Pero, si se dice «Cincuenta familias esperan que sus calles vuelvan a la normalidad urbanística», estamos dando a entender que estas familias tienen esperanza de que las calles volverán a la normalidad.



Comentarios