Ir al contenido principal

Relatos gráficos de Tierra del Fuego, escritos por un fantasma

ENTRE EL RELATO ILUSTRADO, LA HISTORIETA Y EL CUENTO TRADICIONAL DE TERROR SE MUEVE EL LIBRO EL ORIGEN DEL VIENTO CUYA AUTORÍA ES ADJUDICADA A UN TAL ROSARIO RANGEL, “DOMADOR DE POTROS Y AMANTE DEL ALCOHOL Y LAS MUJERES”, SALIDO DE ALGUNA DE LAS MUCHAS LEYENDAS DE TIERRA DEL FUEGO.



El libro, editado por el sello fueguino “La Casa del Viento” –que incluye en su catálogo otras colecciones y acaba de sacar el primer número de la revista de historietas “Caleuche”- estuvo a cargo del narrador Federico Rodríguez, el artista plástico Omar Hirsig y dibujante y escritor Germán Pasti.

Todos ellos en "El origen del viento, decidieron relegar la autoría (textos, historietas y viñetas aparecen sin firma) para dar paso a Rangel (1926-1999), “ovejero, escritor y dibujante”, de vida recia en las destempladas tierras del sur, que luego de quitarse la vida, dejó suma de bocetos hallados por quienes confeccionaron este libro.

Rodríguez y Pasti, quienes junto a Hirsig ya publicaron el libro "Leyendas de la Tierra del Fuego", volumen que recrea los mitos y la vida de los aborígenes del territorio, selknam y yaganes, mantuvieron el siguiente diálogo con Télam.

- Télam: ¿Cómo surgió la idea de publicar este libro de relatos ilustrados, que conjunta el cuento ilustrtado y la historieta?
- Rodríguez: Nos encontramos con Pasti registrando nuestros trabajos en la oficina de derechos de autor y charlando vimos que estábamos escribiendo cosas parecidas; él estaba haciendo unas historietas sobre aborígenes fueguinos, allí vimos que compartíamos cierta inspiración.

- T: Como narrador, cuáles considerás tus lecturas y vecindades?
- R: Principalmente la literatura de aventuras, el terror y los policiales. Amo a Borges, Arlt, Castillo,  Di Benedetto, Bolaño. Pero leo de todo.

- T: El libro da la idea de que el sur patagónico está cruzado por el tema de la inclemencia y de que el viento es un personaje más.
- R: Totalmente: El clima es protagonista; el frío, el viento, la nieve. Dos o tres minutos sumergido en el mar o en un lago grande y uno no cuenta el cuento. Es lo peor, enloquece a la gente. Con el frío uno se abriga, enciende leña. Del viento no se puede escapar.

- T: Palabras como soledad, aventura, desamparo, misterio y destino, parecen ser los núcleos de los relatos; ¿coincidís con esto?
- Germán Pasti: Sí, en cierta medida es el sino del aventurero. Los mismos personajes son conscientes de esas situaciones a las que se ven sometidos. Podría decirse que al tocar la Tierra del Fuego su destino ya está fijado.

- T: Relatos e historietas aparecen escritos por Rangel, un autor apócrifo, un hombre de destino trágico, ¿cómo lo describirías?
-  R: Cuando uno piensa en la literatura de aventuras, aparecen Quiroga y la selva, Conrad y el mar, London  y Alaska. Para que "El origen del viento" sea un libro realizado por tres autores y darle un tinte más romántico, decidimos inventar un gaucho que vivió en estancias, aislado de la sociedad, en compañía de bestias. Hay lectores que se comunicaron preguntando si existió; otros afirman que lo conocieron.

- T: Predominan imágenes de truculencia y crudeza en los relatos y las historietas, ¿el destino del hombre es ser el lobo del hombre?
- P: Principalmente los relatos son protagonizados por hombres duros en ambientes embrutecidos, donde la supervivencia y los vicios son ley. Generalmente el encuentro de un ser humano con otro es, en los relatos fuente de desgracias.

- T: ¿Cómo hicieron los 3 para meterse en la piel y en la voz del Rangel suicida y ver correr la aventura por su único ojo sano?
- R: Hemos conocido personas que podrían haber sido la fuente de inspiración a la hora de crear a Rangel; trabajando en estancias o bebiendo en la barra de algún bar de mala muerte; escuchamos historias, compartimos asados, gente que cuenta verdades tan extrañas para los que no conocen este mundo, que cuesta mucho creerlas.

- T: Estos “relatos gráficos” incorporan el tono oral, la historia de boca en boca, y las voces del silencio, o sea: el monólogo interior…
- P: En parte sí, en lo concerniente a las voces de los personajes. Pero en la voz del narrador nos alejamos un poco. Abarcamos el tema desde varios puntos de vista: fragmentos de poesía, voces de paisanos, operadores técnicos, prostitutas, policías, marineros y aborígenes.

- T: ¿La leyenda y los mitos ocupan un lugar central en el libro?
- P: Si pensamos en leyendas sueltas, algunas aparecen. Es el caso del Caleuche, el Chancho Colorado, o el Ksorten Harri. En otros casos, son invenciones nuestras unidas por un mito al que intentamos darle forma: Tierra del Fuego como un escenario legendario por sí mismo.

- T: Muchas historias emergen de papeles perdidos, investigaciones antiguas halladas hoy, diarios de algún marinero,  afiches viejos.
- R: Nos fascinan las historias estereotipadas: libros abandonados, manuscritos extraños, el forastero que entra al bar y carga un pasado y una historia terrible. Nuestro héroe, Rangel, muere sin publicar, pero nosotros encontramos una caja con sus escritos y en vez de quemarlos, como fue su voluntad, se transformaron en "El origen del viento".

-T: ¿El sello “Viento de hojas” es una editorial independiente?
- R: Sí, la dirige en Ushuaia, María V. Castro, quien nos delegó la colección “El origen del viento” y la revista de historietas Caleuche, que se origina en la necesidad de explorar formatos y de trabajar con otros artistas. Es trimestral, la temática es el terror, y aunque lo regional sigue presente, no es el fuerte de la revista. Y hasta ahora los lectores nos acompañan.


Fuente: Télam

Comentarios