-------------------------------------------------------
--------------------------------------

Compartilo en tu red social

martes, 1 de noviembre de 2011

Llegué, vi, vencí...


La expresión latina Veni, vidi, vici se escribe a menudo de manera incorrecta. 

Veamos:

La fórmula, atribuida a Julio César -según Suetonio, la escribió tras la batalla de Zela, en la que derrotó al rey del Ponto- y que se traduce por Llegué, vi, vencí, se utiliza habitualmente para significar la rapidez con la que se ha hecho algo con éxito.

Sin embargo, es frecuente que se cometan incorrecciones al escribirla: «Como dice el proverbio romano, Veni, vidi, vinci: llegó vió y venció»; «Los comentaristas que aventuraban que el "vine, vidi, vincit" bushiano se ha extinguido...»; «Vettel: ¡Vini, vidi, vinci!»; «... y el grito de ¡Vini, vidi, vince!»; «"Vini, vidi, venci", que significa "llegué, vi y vencí"».

Como se ve, veni se transforma a veces en vini o vine y vici aparece como vinci, vince e incluso venci o vincit.

Por ello, se recomienda escribir siempre Veni, vidi, vici (en cursiva o entrecomillado) y evitar fórmulas inadecuadas como «Vini, vidi, vici»; «Vini, vidi, vinci»; «Veni, vidi, vinci», etcétera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Esperamos tu comentario