Ir al contenido principal

Memoria de los años en que Cortázar fue padre

El hijo de Ugné Karvelis, segunda mujer del escritor, recuerda con cariño los diez años en que el autor de Rayuela fue su figura paterna.

Memoria de los años en que Cortázar fue padre
Es bien sabido que Julio Cortázar tuvo tres parejas formales pero ningún hijo. Sin embargo la presencia en la Argentina de Christophe Karvelis, hijo de Ugné Karvelis –compañera del autor durante una década, desde que se conocieran en 1967–, viene a mostrar que a pesar de no haber continuado su linaje, Cortázar sí supo cómo es eso de ocupar el rol de padre. En diálogo con la periodista Gabriela Mayer, de la agencia dpa, Karvelis, quien viajó a Buenos Aires para la inauguración de la muestra Los otros cielos en el Museo Nacional de Bellas Artes, cuenta: "Viví con Julio desde mis seis años hasta los 16. Por eso es muy importante para mí, porque es mi juventud".
Juan Becerra, curador de Los otros cielos, dice que la década que compartió con Ugné Karvelis no fue mala para Cortázar. "Son los de su consagración en Europa y Estados Unidos, y detrás de eso estuvo la madre de Christophe", apunta. Ugné Karvelis, influyente editora del sello francés Gallimard, fue fundamental para la difusión de la literatura latinoamericana en Francia.
Cortázar era "la única figura masculina que yo tenía", explica el francés Karvelis. "Tuve una muy buena relación con él: le gustaba mucho jugar". Esto fue importante durante su infancia de hijo único, siempre rodeado de adultos. También cuenta que el escritor estaba dispuesto "a mezclar su imaginación en mi vida y era una persona muy dulce”. Karvelis insiste en que más allá del Cortázar público había "una persona dulce, que se enojaba muy poco y me protegía cuando tenía problemas con mi madre".
El hijo de la escritora y traductora lituana (1935-2002) rememora: "Cuando se separó de mi madre, seguí viéndolo hasta el fin de su vida. Íbamos a ver películas o peleas de box. Era como un padre". Así, asistieron en 1972 a la pelea en que Carlos Monzón derrotó a Jean Claude Bouttier en París. Respecto a las ciudadanías de Cortázar, Karvelis sostiene con convicción: "Tenía nacionalidad francesa, pero Julio no es francés, es argentino. Todo su cuerpo es argentino".

Christophe heredó entre otras cosas el "rancho provenzal" del escritor en Saignon, donde el autor solía buscar refugio de la vorágine parisina. "Es mi casa, es la casa de la familia. La vida sigue, pero una parte es de Julio y nunca va a cambiar. Parte de la casa es nueva, de mi época, pero otra parte es exactamente como estaba cuando Julio vivía en Saignon", se enorgullece


Fuente: Tiempo argentino


Artículos relacionados:

Otras páginas: Centenario de Cortázar, según Christophe Karvelis

Comentarios