Ir al contenido principal

GramatiK

Gramati-movil...

Un mundo sin tildes. Y sin haches y sin signos de interrogación y admiración al inicio y sin apenas vocales (solo las necesarias para que el mensaje se entienda). Menos palabras y peor escritas que en los telegramas; así son la mayoría de los mensajes que enviamos desde el móvil. Y además con emoticonos, que no es que estén mal o sean feos, es simplemente que impiden expresar nuestro estado de ánimo con palabras. Y esto va complicando la expresión del pensamiento y la emoción; así al menos nos lo avisa Celdrán. «Nos expresamos peor cuando queremos plantear el pensamiento. Es más difícil ahora, y eso se traduce en titubeos lingüísticos del hablante y palabras que no han sido bien asimiladas».

¿Sin uves? Pero con alguna w (ya que sustituye a «gu»), mucha b, y no pocas x: todo lo que suene 'por' es signo de multiplicar: dxtes (deportes). Y con mucha matemática. El signo + también se ha hecho fuerte en el lenguaje del móvil, y su contrario: +o- (más o menos), ade+ (además)... Y en cuestión de números, como dice Somoano en su Deslenguados, barra libre: «a1q (aunque), salu2 (saludos), b7s (besitos), 100pre (siempre), a10 (adiós)».

Comentarios